01 astillero FaceBook Envía un e-mail Premios y galardones Foro Acercamadera 07 08 09

 

 

 

Índice del artículo

 

Maniobras Fijas,

 

La relinga rodea al trapo por los cuatros costados, sin embargo solo es visible en la arista superior, ya que en los otros tres va dentro de la baluma o doblez del trapo. Con el fin de conferirle mejor unión de una con el otro.

 

El cabo usado para la relinga es de cáñamo de 1'7 mm. de diámetro y para las inverges el ya mostrado de 0'55 mm. de la casa Amati.

 

Veamos el conjunto

 

 

La vela henchida por el viento, una ventaja mas de vivir en una ciudad de mucho "aire".

Como anécdota comentar que para esta vela a tamaño real hubiera hecho falta 3 telares y medio de 50 metros cada uno para cortar los 18 lizos que la componen, cerca de 170 metros de fino lino o algodón; todo un capital para la época.

 

Maniobras móviles,

 

Aunque ya lo vimos en "seco" ayer, hoy en pleno cometido de su función

 

2ª y 3ª

 

Solo pondremos los brazos y escotas, para no sobrecargar el modelo y que pueda lucirse los elementos posteriores.

 

 

 

Al fin le dimos utilidad a los escarpes de los postes curvos de detrás del puente. Mientras los brazos se dejaban fijos, las escoltas eran sostenidas por ambas manos de un miembro de la dotación que a guisa de riendas movía la vela a su mejor entender; desde la cubierta tras el puente.

 

Vista de babor

 

Vista de estribor

 

ambas con la peana definitiva, que recordemos que deseábamos representar el reflejo del rabelo en el agua.

 

Otro detalle curioso del buen hacer de estos marineros y carpinteros lusos es el "piloto automático" para gobierno del barco en la dirección deseada.

 

Para variar la dirección solo han de desliar la trenza de un lado y reliar más la del lado contrario, a igual vueltas la distancia e la misma.

 

De nuevo una vista con la futura carga

 

Y ahora dejemos reposar a este incansable viajero en su muelle antes de que parta hacia el pueblo de mi conocido João, Régua; a recoger su preciada carga.