01 astillero FaceBook Envía un e-mail Premios y galardones Foro Acercamadera 07 08 09

 

 

 

Índice del artículo

Empezamos por las chilleras del cañón violento, que lanza proyectiles de 4 libras, en la escala en la que trabajamos quedan reducidos a esferas de 2 mm de diámetro.

 

 

Resta poner los palanquines que maniobren al afuste, cuestión que dejamos para el momento que tengamos las tres piezas preparadas.

 

Pasando a guarnecer los afustes de los obuses, empezando por las sobremuñoneras

 

 

Los elementos quedan a la vista de la imagen, una tira de latón de 2 décimas de grosor y 4'5 mm de ancho; un banco conformado por el vástago de una broca de 5 mm, en una cama de madera; martillo y tas tas.

 

En las gualderas superpuestas las piezas elaboradas. En la imagen siguiente se ve ya "bautizada" en selenio y pegada en su sitio, posteriormente se colocaran los pernos de retén.

 

Pero veamos en la parte inferior de la imagen las piezas que forman la cuña o alza de puntería.

 

 

Y finalmente la colocación de las cuñas en su sitio y pegado de las mismas, ya que las piezas artilleras son fijas y no se articulan

 

 

Dejamos los menesteres del parque de artillería para retomar los de calafate, para rematar las curvas de refuerzo de los travesaños, topes y toletes, así como la pala timón y su anexos. Quedando la barca atracada...

 

 

Con la plantilla a la vista marcamos, sin recargar, los puntos donde deben de ir pernos o cáncamos con sus argollas.

 

 

Por cada lateral fijaremos dos pernos en la base, uno en la soleta superior y un cáncamo a guisa de retén en el extremo de la sobre muñonera

 

 

Los proyectiles del obús, y aunque en este mismo proyecto dijimos que eran esferas huecas con espoletas de corcho o madera, con una mecha retardante; dado que la mecha debería de ser a esta escala menor de 4 décimas de grosor. Es por lo que hemos decidido no incluirlas.

Partimos de unas esferas que casualmente son huecas del diámetro deseado y que teníamos de fondo de almacén de otros menesteres, no sabíamos de que material eran y dos las opciones, si de latón el selenio; si de plástico la pintura. Afortunadamente eran del primer tipo y ver como ha agarrado la patina.

 

 

Restaba confeccionar su alojamiento o chilleras, quedando en la parte proel del soporte del afuste

 

 

Y la oportuna presentación en la bodega de nuestra cañonera

 

Empezamos recopilando los motones y cuadernales de los palanquines de giro para los obuses y tiñéndolos un poco

 

 

Dejamos que se tiñan perfectamente y pasemos a la faena ya anunciada de curvatones y frentes de camaretas

 

 

Marcamos en la imagen, los correspondientes al banco de arbolar; cortándolos junto a los curvatones de los frentes de las cámaras.

 

 

Frentes

 

Colocación de los elementos anteriores en su ubicaciones

 

 

 

La pala y barra de timón

Corte

 

Montaje mediante cajeado

Y lo ponemos a tintar a juego al casco

Hoy timón y sus herrajes