01 astillero FaceBook Envía un e-mail Premios y galardones Foro Acercamadera 07 08 09

 

 

 

Índice del artículo

Tenemos que hacer un paréntesis en el desarrollo de nuestra cañonera, porque antes de fijar las piezas artilleras, debemos de saber cuantos han de ser los tripulantes y su distribución, y para ello necesitamos conocer el espacio disponible. Y este ha de ser el que nos brinde la plataforma del diorama.
Esto es lo que hemos preparado en la línea que pretendemos de representar la narración del  mensaje anterior, ataque aguas arriba de la salida de la cañonera de su amarre y a la margen derecha, la que correspondería al soto del la mezquita. Por ello las piezas artilleras apuntan a babor de la embarcación y queda aproada a esta banda esperando el contra ataque francés.
Tomamos un panel de DM de 5 mm de grosor y cortamos una tira de 15 x 47 en dos piezas, justo donde termina la popa y comienza la pala del timón.
Marcamos en la pieza menor el hueco para la pala del timón y en la grande pegamos la línea de agua "B" del plano de la cañonera, es la que coincide aproximadamente a la línea de flotación.
Así mismo hemos cortado varias tiras,  2 del largo de la pieza final (47 cm) y 5 del ancho de la pieza menos el grueso de las anteriores ( 15 menos (2 x 0.5) = 14 cm) que hagan las veces de tirante y sostén del conjunto y de la barca.
Procedemos al corte al "pelo" por la línea de aguas comentada, el papel se ha pegado provisionalmente con cinta de celofán, para minimizar los restos residuales en el panel.
Encolado a escuadra de las tiras largas y posteriormente las cortas, dos en los extremos para conformar la caja y tres intermedias en horizontal, estás serán el soporte del casco de la barca por debajo.
Presentación de la barca en el soporte
Se ha lijado en varios grados la superficie y laterales del soporte, preparándolo para su barnizado, pintado y simulación del caudal del Ebro. Que recordemos era un día de mucha niebla que impedía ver la orilla desde mas de 5 metros, que era 15 de enero y el caudal era mas bien mermado; y teniendo en cuenta que el agua toma el color del relejo de su entorno, amén de la flora del cauce. ¿de qué color sería el agua ese día?
Preparando el marco de nuestro diorama, el soporte, procedemos ajustar el hueco cortado en el tablero al casco de la cañonera. Para ello protegemos el casco en la línea de flotación con cinta de carrocero.
Sujetamos la barca al soporte con sendas gomas elásticas, quedando inmovilizada perfectamente. Usaremos en una primera instancia masilla sintética de madera color pino.
Introduciendo desde abajo de la ranura entre el tablero y el casco.
Extraída la barca de su cárcel, nos damos cuenta que no es el producto mas adecuado para esta faena como se ve en la siguiente imagen.
Por lo que usaremos otro sistema tras limpiar el tablero de la masilla anterior. Empezamos colocando un film sobre el hueco del tablero, sobre él colocamos el casco en su ubicación. Forramos con los faldones del film el resto de la barca y procedemos a inmovilizarla con los elásticos.
Y el material a usar va a ser silicona, empezando por finos hilos en las ranuras entre casco y tablero. Posteriormente vamos rellenando los huecos entre el casco y los tirantes del soporte, para terminar de rellenar todo el hueco del soporte a lo largo del casco. Y añadiendo unas piezas pequeñas según el hueco, de tablero de DM de 3 mm.
Por la presión ejercida algo de material asoma por la parte superior del tablero, que no solo no es problemático si no que cortado a ras cumplirá perfectamente la función para la que se ha planeado.
Si fuera en el mar, esa pequeña porción de silicona, que asoma por el través, podría ser perfectamente una pequeña ola u ondulación. Dejemos secar la masilla para poder extraer la cañonera y pasar al "pintado" del agua.
Habíamos dejado al conversación en que se había rellenado de silicona blanca la parte interior del soporte para apoyo de la barca, y para proteger el soporte lo hemos teñido y barnizado posteriormente
Como habitualmente hacemos, los productos se ven en la imagen.
Procedemos a pinta la superficie del rio en tonos pardos y verdes, a capricho, mezclando en el propio soporte. Las pinturas son de una compra anterior, ver Moliceiro, que terminamos desechando por ser de grano gordo para el barco anterior, pero que vendrán bien en esta ocasión ya que o importa los grosores que tome la pintura sobre la superficie.
Mientras seca dejarme mostraros un método de simular agua bien sea de mar, lago, rio, estancada, brava, etc... En una ocasión para un destructor nipón del tipo water line (casco plano) realicé un soporte y el agua tras pintar la superficie la simulé con silicona, quedó resultón pero en esta ocasión quería ir mas lejos y obtener un acabado superior; por lo que he estado durante tres semanas recabando información en todo tipo de foro y blog. Y de todos los métodos, que los hay muy variados, tanto comerciales como caseros; es este, que os muestro en el vídeo siguiente:
Ejemplo de factura de agua artificial, es el que mas me ha atraído.
El Mod Poge es una especie de pegamento, barniz sellante, y se puede encontrar en terminación Brillante, semi o mate...
En Zaragoza por ejemplo puede comprarse en varios centros comerciales como Larraz en el Coso o en Leroy Merlin, amén de en otros centros de bellas artes o manualidades. Sin embargo habiendo encontrado este enlace entre otros: Mod Poge casero, es por lo que compramos un bote de cola blanca en el todo a 1 €, y procedimos a realizar el ungüento.
Por no medir capacidades lo hice por peso, en la primera se ha vertido 250 de cola blanca y en la segunda la mitad de agua. Y terminé poniendo dos cucharadas de barniz Titanlux que uso, y este fue MI PRIMER ERROR, es MATE, no brillo.
Aplicado generosamente a brochazos, para dar sensación de ondulaciones leves; quedó en la superficie y tardó en secar .... finalmente lo hizo y apenas se apreciaba patina o textura encima de la tabla. Volvimos a la carga, sin recordar que se debía de aplicar a brochazos, MI SEGUNDO ERROR...
Una barbaridad barbara, pero así somos a veces en la soledad de nuestros astilleros, aunque la mayor de las veces lo callemos.
Revisado el vídeo ya que el ungüento solo mermaba, recogiéndose sobre si mismo cada vez que el agua se iba evaporando. Solución, retirar todo el ungüento y desecharlo inmediatamente, este y el que quedaba en el bote.
Volvemos hacer un nuevo ungüento mas rebajado de agua, sobre un 60/40; y lo aplicamos según el vídeo.
Siendo muy otro el resultado como se aprecia en la imagen, este ha sido el resultado de la primera aplicación, se ven las ondulaciones y  formas creadas por la deriva de la barca, sin embargo NO BRILLA, al menos para dar sensación de agua.
Tras tres manos de aplicar el anterior ungüento, terminamos aplicando un sellante, un barniz para manualidades de acabado cerámico o vítreo.
Y aunque la imagen no hace justicia al resultado real, a mi si me convence el resultado; ya iremos poniendo fotografías del diorama con la barca incluida.
Finalmente la barca queda unida al soporte dado que no se va a necesitar fuera de él.