01 astillero FaceBook Envía un e-mail Premios y galardones Foro Acercamadera 07 08 09

 

 

 

Índice del artículo

 

 

Y al toque de retreta tenemos ya la dotación al completo, los ya conocidos D. Nicolas, el tio Tonet, el joven leguleyo Joaquín y el avezado cabo Pascual

 

 

Resta presentar al ayudante al obús del cabo d. Pascual, Jorge Broto, "el de Tauste" que ya en al primer asedio abandonó la casa solariega, de su familia y bajo a defender la ciudad

 

Raimundo Paniagua, tras la toma de la villa de Madrid por los franceses huyó a su pueblo, junto a Sacedón, donde se incorporó a la tropa que terminaría a la entrada de Zaragoza en la Puerta Quemada, escuchando la soflama de José de Palafox, sentando plaza en el 1º Bon de Voluntarios de Aragón. En la cañonera tiene el cometido de disparar el obús proel

 

Ramiro guzmán, herrero de oficio, que tras la disminución drástica de equinos que apañar, se alisto a la "ligera"; en la barca asiste al obús del "alcarreño" Raimundo.

 

Y finalmente un veterano del batallón, que aunque se ha distinguido en muchas ocasiones de batalla, aún no ha ganado los galones de sargento. Pero para Santiago Almunia no es problema y siempre asiste el puesto de mayor riesgo o de mayor fatiga. En la cañonera lo vemos atendiendo, en solitario, el cañón violento; usando el talón del botafuego para empujar el proyectil, o rompiendo el cartucho de un mordisco... Aunque algo descuidado en su atuendo, al no haber repuesto la divisa del batallón, en su prenda de cabeza, la pluma verde.

 

las primeras figuras terminadas y embarcadas

 

 

Todo tiene un principio y un final, en el modelismo el final lo dicta el propio autor y no pudiendo mejorar mas este proyecto este final constructivo ha llegado, que no el contemplativo.

 

Con esto se ve  cumplido tu deseo amigo Guillermo, y agradecerte como no tus palabras de elogio, tus empeños que siguiera con la obra, y en agradecimiento al siempre afable recibimiento en vuestra familia, este mi modesto homenaje a José Oliete "el maño" de Torredembarra.

 

Pero ahora dejemos a estos, cuan menos bravos valientes, que suban río arriba y procedan en ese 15 de enero de 1809 a dar golpe de mano a la cabecera del puente de pontones francés, practicado en el soto de la Mezquita...

 

 

 

 

 

Una lancha cañonera por el Ebro abajo va