01 astillero FaceBook Envía un e-mail Premios y galardones Foro Acercamadera 07 08 09

 

 

 

Índice del artículo

 

Hoy con las cureñas de los obuses nos hemos ido a visitar a Denetor, nuestro anfitrión, que día antes me había comunicado que tenía terminadas las piezas artilleras, y por tanto el molde para realizar las copias que sean pertinentes y para quién las solicite.

 

 

El molde porta las piezas del modelo, más otro obús de otro proyecto, las sobre muñoneras del proyecto Obús 1/12, y varios engranajes

 

 

El obús patrón sobre la cureña y soporte, comprobando que se ajusta perfectamente, "milagro" de Denetor

 

 

En otra sesión haremos las copias en resina.

Hoy hemos pintado las piezas artilleras de resina con negro mate de la marca Americana, y con polvo de grafito cuando está tierna la pintura pero seca al tacto.

 

 

 

 

Con un pincel suave quitamos el exceso de polvo de grafito y dejamos secar perfectamente la capa de pintura, retocamos la boca y el tubo por dentro ya que quedo sin pintar al estar insertadas en sus tutores, mientras aplicábamos la pintura.

 

Y las presentamos en su ubicaciones, sobre sus cureñas

 

 

 

 

Toca guarnecer las piezas con sus maniobras y herrajes.

 

La cureña del cañón violento por su escaso retroceso, quedará en una disposición de pivote sobre un eje, en el centro del eje delantero. Vemos ya dibujado el recorrido de la ruedas escamoteadas del eje trasero, mientras espera el cañón sobre la cubierta.

 

 

Aprovecharemos al carpintero de ribera para colocar los bitones verticales de que asoman a través de la cubierta y la tapa de regala, para los oportunos menesteres de amarre y sujeción vario.

 

¿Pero que es este despliegue de herramientas para el metal?

 

 

Así para cortar la lámina de refuerzo metálico por donde corre las ruedas de la cureña descrita. El compás de puntas para marcar y cortar ya que el espesor de la lámina es de 1 décima, tras haber tomado las medidas de los radios del arco con el calibre, el martillo y el tas tas para allanar la pieza y el mango redondo metálico para alisar perfectamente.

 

 

Y finalmente pasada por selenio para simular la textura del hierro, y pegada en al cubierta

 

 

El paso siguiente es confeccionar una pieza trapezoidal para hacer las veces de cuña de alza, el pomo lo realizamos con un redondo de palillo con el extremo torneado. Al encolar el pomo en la cuña, aprovechamos y encolamos esta a la meseta o almohada; dejamos todo el palillo para ayudarnos de él para centrar la cuña en su sitio, cortando el sobrante cuando se cure la pega.